Acerca de

Claude Chabrol fue uno de los artistas más prolíficos de la historia del cine. Durante cinco décadas el creador francés dirigió una o dos películas al año, que dieron como resultado múltiples filmes en los que se borran o confunden los límites entre la ironía, el cinismo y la crítica.

En películas como Las buenas mujeres (1960), El carnicero (1970) o La ceremonia (1995) se aprecia el fino tratamiento de Chabrol que, a través de la ambigüedad de sus personajes, expone conflictos en los que no existen el blanco y el negro sino una serie de grises que permiten el intercambio incesante entre víctimas y victimarios.

Es imposible pasar por alto la grandeza de Chabrol, aunque no se le mencione con la misma insistencia que a Jean-Luc Godard o François Truffaut, quienes, como él, empezaron como críticos en la revista Cahiers du cinéma y se convirtieron en referentes del cine francés. Chabrol, que pasó del cine de vanguardia de la Nouvelle vague a realizar filmes con mayores ambiciones comerciales, fue quien inauguró el movimiento fílmico y el primero en abandonarlo. Algún sector de la crítica internacional le reprochó sus evidentes intenciones comerciales al compararlo con sus compañeros de redacción.

La estatura fílmica de Chabrol se evidencia en la potencia de sus imágenes, no sólo en su estilo, que se podría definir, sin pensar demasiado, como elegante o frío, creadas a partir de una puesta de cámara que establece una distancia que permite observar con un sentido crítico el abuso, el engaño, el sometimiento, el desencanto, las dobles intenciones, etc.

El francés comparte rasgos con Hitchcock, a quien estudió en su época de crítico al lado de Éric Rohmer, compañero con el que escribió una serie de ensayos reunidos en Hitchcock (1957). A Chabrol se le consideró la versión francesa del cineasta británico, conocido por sus filmes de suspenso.

Esta plataforma web es una metodología para encontrar las narrativas de la extensa obra de Chabrol. ¿Qué hila una filmografía que atravesó por varias décadas? ¿Por qué insistió en criticar a la sociedad en la que se desarrolló? ¿Es verdad que Chabrol siempre hizo la misma película durante más de cincuenta años, como lo acusó la crítica? ¿Qué papel jugaron los productores que lo apoyaron, a través de los que es posible clasificar sus películas? ¿De qué forma la implicación con sus colaboradores afectó en la consolidación de su estilo? La web se propone como un archivo en curso en el que se revisará cada una de sus películas y del que se escribirá un texto al respecto.

La tarea de ver cada filme establece la dinámica de que la investigación sea un proceso en constante avance y se acompañe con el enriquecimiento de otras lecturas, asociadas a la teoría cinematográfica, cuyo aglutinamiento permita una mejor comprensión de sus aportes.

El proyecto, que, entre otros objetivos, divulgará la obra del francés, contempla una publicación impresa que dará un panorama del cine de Chabrol. El impreso, que no repetirá los contenidos de la web en un libro, presentará la elaboración de los significados y narrativas de su filmografía.

La obra de Chabrol está vigente en los temas que abordó: los claroscuros de la burguesía, los abusos del Estado, el rol femenino como detonante de conflictos individuales y sociales, la mujer que vive en el mundo que dominan los hombres, etc. También en el tono de creadores contemporáneos en los que es reconocible, entre otras cosas, la ambigüedad de su mirada, característica principal de su extensa obra que se pretende argumentar con este trabajo.